Posts Tagged 'prostitución sociedad Reverte'

Prostitución y cinismo social

Leo asiduamente la página de Arturo Pérez-Reverte en el dominical XLSemanal. Me parece un tío inteligente, lúcido, extremadamente culto, que unas veces escribe profundas reflexiones y otras da opiniones sesgadas (todas lo son, por definición), siendo siempre mordaz y polémico. Todo ello adornado con esa chulería macarra tan castiza (aunque es cartagenero), la cual justifica “porque es como habla”  y con la cual provoca simpatía y rechazo a partes iguales. No deja indiferente.

La mayor parte de sus artículos suelen ser en tono de queja, denunciando defectos de la sociedad española en la que le tocó (nos tocó) vivir. Pero en el artículo del 20 de julio titulado “PutiMadrid la Nuit”, Reverte personaliza el terrible cinismo generalizado ante el problema de la prostitución en España. En primer lugar nos narra el procedimiento para hacerse con dichos servicios cuando no se conoce el terreno. Con tono costumbrista, casi entrañable, trata dicho divertimento como algo habitual (sin duda lo es), e incluso denota una cierta simpatía por los crápulas que lo practican; son como personajes de una novela con los cuales uno se iría a tomar unas copas para aprender de su vasta experiencia del mundo. Ante tal condescendencia, este entretenimiento parece un rito obligado para convertirse en un hombre de mundo bien experimentado.

Pero acto seguido nos muestra su indignación ante el desarreglo estético y el incomodo que provocan estas mujeres en las calles “importantes” de nuestras grandes ciudades. Ante la visita de unos amigos extranjeros del Sr. Reverte, el “salón” de la casa estaba de mal ver, y eso le produjo cierta vergüenza. Parece que hacerse con los servicios de una meretriz es respetable, pero que éstas se exhiban en las zonas bien de las ciudades le parece feo. O sea, que lo que pide es que se las saquen de delante. Así de fácil. Ojos que no ven…

Este cínico pensar me recuerda a un artículo de Oriol Bohigas en el que se quejaba de la marginalidad imperante en la céntrica Plaza Reial de Barcelona, y en el que exigía a las autoridades mano dura con los “okupas sin ninguna expectativa de rehabilitación”(sic). También se parece al polémico “feísmo arquitectónico” en Galicia, término  repugnante inventado por ciertos medios para designar el desorden arquitectónico y paisajístico en su vertiente estética, omitiendo las graves causas que lo provocan, y el cual me preocupa bastante (Gracias por los alagos a J. Freire). Esta nueva sociedad aburguesada se queja de las apariencias y el trastorno que producen todas estas circunstacias en su vida cotidiana,  se confunden síntomas con causas, y se elude encarar los problemas reales que las producen. En todos los casos, se exigen actuaciones a las autoridades que no pasan de ser meros maquillajes. Aunque barramos puerilmente para debajo de la alfombra, el problema sigue ahi… Personalmente, creo que en el caso de la prostitución la solución podría ser otra.

Admiro profundamente al Sr. Pérez-Reverte. Unas veces disfruto de sus brillantes exposiciones (como en el tema del género en el idioma, la tragedia de ser español, la educación o la mediocridad de la clase política),  otras veces no tanto, pero esta vez me ha decepcionado. Cabría esperar una reflexión más profunda de alguien tan culto como él, y no una queja chavacana como ésta.

Anuncios

   

Add to Technorati Favorites

algunos derechos reservados