Archive for the 'Uncategorized' Category

Guardando las formas.

“Somos una sociedad preocupada hasta el extremo por la buena educación, por las formas sociales y por la exquisitez, pero en la que faltan contenidos, en la que no hay valores bajo los gestos. Lo que importará no serán ya los grandes valores éticos del pasado (justicia, libertad, dignidad…) sino la insustancialidad de los convencionalismos, el cuidado de las formas, la vida fácil de la apariencia”

Joan García de Muro i Soláns, parafraseando a Alexander Kojève

Incertidumbre y miedo.

Un joven pakistaní pone una bomba en Times Square para recordarnos que el mundo es muy peligroso, que todos esos musulmanes son unos terroristas, y que por ello es necesario que las autoridades puedan leer tu mail libremente o registrarte hasta el ojete antes de subir a un avión para porder vivir con cierta seguridad.

Un ataque especulativo contra nuestro país nos recuerda que somos un pais mediocre, débil, una mierda en manos del todopoderoso libre mercado. Y que sólo seremos fuertes a cambio de unos pocos derechos laborales que ni vamos a notar. Eso sí; no sería justo poner coto a empresarios y grandes fortunas, que para algo son los que generan empleo. No vaya a ser que se enfaden, despidan a todos los españoles y lleguemos al 100% de paro.

Los gobiernos se apresuran a comprar millones de vacunas a una modesta compañia farmacéutica ante una inminente pandemia de gripe que va a liquidar a toda la humanidad. No es que lo aconsejen ellas, si no la imparcial , infalible , incorruptible y por tanto libre de sospecha O.M.S.

No hay nada que más atemorice al ser humano que la incertidumbre. Esto todo lo pararíamos si no fuésemos una masa aborregada, temerosa e influenciable. Pero caga más un buey que cien golondrinos.

Manifiesto: En defensa de los derechos fundamentales en Internet

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

(Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Si quieres sumarte a él, difúndelo por Internet.)

Nunca desperdicies una buena crisis

Frase atribuída a algún demócrata actual de EE.UU.  Me vale de algún modo para justificar una entrada en el blog después de tantíssssimo tiempo de olvido.

Y es que no podía desperdiciar la opinión que tiene de nosotros la prestigiosa revista británica “The Economist” para retomar este rincón quejumbroso y pasivamente inconformista. Valga la pretensión . Y disculpen la pedantería…

Es posible que vuelva. Aunque no sé cuándo. Pero algo es seguro: será para quejarme.

A perro flaco…

Nos creemos el centro del Universo, la especie más importante del planeta, y hacemos con él lo que se nos antoja, convencidos de que nos pertenece. Pero en realidad, nosotros pertenecemos a la Tierra . Somos la Tierra. Y mientras no lo entendamos, estamos jodidos.

Si fuera creyente, diría que cosas como las catástrofes naturales o la galopante crisis financiera que nos viene encima son castigos divinos por tanta soberbia. Pero como no lo soy, lo más que puedo decir es que nos está de puta madre. Por gilipollas, descerebrados y avariciosos. Viva el capitalismo.
Me resulta sorprendente ver cómo mucha gente amasa dinero y pertenencias con la excusa de dejárselo como legado a sus hijos. En primer lugar, eso sólo genera parásitos, degenerando la especie. Y en segundo lugar, los billetes no se comen. Debería preocuparnos más dejarles el escenario adecuado para que las generaciones futuras puedan desarrollarse por sí mismas.
Simplemente, pienso que las cosas se acaban ajustando por si mismas, siguiendo la lógica de la conservación de la Energía; de donde no hay, no se puede sacar, aunque nos empeñemos en pensar que sí… Por lo tanto, la especie humana está abocada a la autoextinción, tarde o temprano.
p.d. En momentos como este, es cuando uno se alegra de no tener nada, porque así no tiene nada que perder.

¿Por qué no actualizo mi blog?

 “Si nada digo es porque nada tengo que decir

 Fernando Pessoa, Libro del desasosiego.

Política horizontal vs. lucha de competencias

Parece ser que hay una nueva discrepancia entre las administraciones en su pugna por definir sus competencias. El Ministro de Industria, Miguel Sebastián (ese hombre que Zapatero designó como temible rival para Esperanza Aguirre en las últimas autonómicas madrileñas), declaró que el gobierno no opondrá restricciones al libre intercambio de información en internet. Algo que es muy de agradecer, dadas las absurdas propuestas que se barajan en la Unión Europea (más des-Unida que nunca…) para poner freno a la nueva circunstancia que, simplemente, se les escapa de las manos y les queda muy grande. Pero esto choca con la opinión de su compañero Cesar Antonio Molina, de la cartera de Cultura, que señalaba hace unos días la necesidad de leyes que garanticen la defensa de los derechos de propiedad intelectual, reafirmándose en su rol de custodio de la Cultura. Así, con Mayúscula.

No voy a seguir mareando el tema de los derechos, el intercambio de contenidos, la libertad en la red, el canon digital, la copia privada y el derecho a la intimidad. Ya se ha hablado mucho de esto, y por mi parte lo tengo bastante claro.

En realidad, la noticia me da pie para reflexionar sobre las estructuras organizativas en la administración, totalmente obsoletas e ineficaces, perdidas en debates inoperativos sobre poderes y competencias. En esta perversa democracia que nos ha tocado vivir, los partidos políticos funcionan con jerarquías propias del mundo mercantil y empresarial de antaño, trasladando éstas a los órganos públicos del Estado cuando acceden a ellos. Escuchando las declaraciones de la actual clase política, que un profesor mío denominaba “de sillón y moqueta”, uno parece presenciar la típica pugna entre los directivos de una empresa por demostrar quien manda más y  cuál tiene el mejor despacho, el coche más aparente y la plaza de garage junto a la puerta del curro. Y mientras ¿cómo va el negocio..?. Pues mal, francamente mal.

La política no acaba de aprender la lección de los nuevos modelos organizativos que ha propiciado la actual sociedad red. No digo que tengan que desaparecer los ministerios ni esta democracia  presidencialista encubierta (y no porque me gusten, sino porque simplemente no sé cuál es la alternativa..), pero sí creo que las nuevas redes participativas son un catalizador para la ansiada  horizontalidad de las administraciones que hoy funcionan con una sonrojante descoordinación. Todos hemos sido alguna vez sufridores de la clásica situación (que tantos chistes y sketches ha originado) ante funcionarios que nos hacen recorrer todas las ventanillas, rellenar a mano unos cuantos formularios (previo pago), y vuelva usted el próximo día. Incluso conozco algún caso de primera mano, que por supuesto no voy a detallar, en el que dos administraciones (una autonómica y otra municipal) encargan por separado un estudio o informe a un mismo profesional, y éste le cobra el trabajo íntegro a cada uno (o sea, cobra el doble…), y después se lo hace saber a ambas partes, para ver si les caía la cara de vergüenza . ¡Hombre, antes de pedir nada, hagan una llamadita por teléfono, no vaya a ser que lo que quieren ustedes  ya lo tengan en otro lado y esté a disposición pública…!.

En el caso Sebastián vs. Molina, el desacuerdo se produce porque se trata de una nueva situación que desconocen completamente, y ni ellos mismos se aclaran sobre lo que piensan y deben decir. No saben a qué atenerse. Realizan declaraciones contradictorias, según el sector empresarial que suponen que tienen que defender cada uno, olvidándose que en teoría velan por los intereses de toda una sociedad. Aunque todos sabemos que, por desgracia, esto no funciona así. Como acertadamente acuñó el conocido político, Spain is different. Pues por lo menos en eso le doy la razón.


   

Add to Technorati Favorites

algunos derechos reservados